¿ siempre happy ?

Hace unos días compartí en Facebook en el muro de La Bien Pensada un video de Odín Dupeyron, escritor, actor, director y conferenciante estupendo.

En ese video hablaba de su filosofía de vida. La verdad es que cuenta las cosas con mucha gracia y me gusta, pero creo que en ese video se quedó la superficie y hay mucho más que decir.

Él habla de esta corriente de buen rollismo generalizado que se ha instalado especialmente en las redes sociales: frases espirituales, pide y se te dará, todo se puede conseguir, ser feliz todo el rato, etc.

Ese positivismo puede llegar a ser cansino, podemos acabar saturados de tanto buen rollo y además, puede ser inútil para incentivarnos o cambiar nuestra actitud. El ser humano se cansa de todo y a veces creo que más rápidamente de lo bueno.

Comparto con él que hay veces que no se puede y no se puede, hay que asumirlo y punto. De hecho empecé un post así hace un tiempo; pero debajo de esa situación hay más, como por ejemplo que de ese “no se puede” se necesita aprender ciertas cosas.

Que si tú deseas algo y no lo puedes conseguir, es porque en el camino te dejaste una piedra que tienes que recoger y ver qué haces con ella.

Que quizás no estés preparado para ese objetivo que te marcaste y hay que aprender algo antes, o que tienes que cambiar el destino donde te dirigías porque no te espera nada bueno al final de ese camino, lo que sea, pero yo creo que siempre es para bien, aunque sea pesado, lento, doloroso o no podamos verlo en ese momento.

Esto es una creencia que yo tengo.

Diréis que no puedo demostrar esta creencia, y es verdad, pero vosotros tampoco podéis demostrar lo contrario.

exit

A mí me sirve. Me sirve pensar que eso que me está pasando, puede que sea lo mejor que me puede pasar en ese momento, y que en un futuro daré las gracias porque Paco me dejó o porque me despidieran.

Me sirve para pensar que de todas las situaciones, esta es la menos mala para mí.

Eso no quita mi berrinche, además, creo que es muy sano tenerlo, porque eso de estar sí o sí siempre happy no lo veo. De ahí a que las cosas siempre tengan que ser como yo quiero que sean tampoco. ¿Os acordáis de ese post?

Hay mucho niño grande por ahí suelto (yo la primera) de entrar en pataleta porque yo creí que las cosas iban a ser como yo pensé que serían, y además me esforcé para que todo saliera cuando yo quería, y hasta decidí el cómo y el donde yo lo quería. Uff!! ¡Qué estrés de control!

Confiar en que todo va a salir de la mejor manera para nosotros, es de las mejores cosas que os puedo transmitir.

Cuando todo va mal y parece que no damos una, y que todo se estropea…respirad profundo, exhalad, y pensad que esa es la mejor carta que os podía salir en esta mano así que a cambiar pensamientos rápidamente.

Resetearos y adaptaros al nuevo pensamiento que tenéis que tener y ese pensamiento, será el que mejor os sirva para vuestra intención.

La intención viene de unos pensamientos realizados con anterioridad y con unos sentimientos a nivel físico, creando una sincronicidad entre lo que pensamos y lo que sentimos; y nuestra intención de acción se abre camino fácilmente. De ahí a ponernos en marcha, no hay nada.

No me canso de decir que la teoría está muy bien, pero las cosas hay que vivirlas. El coaching es algo vivencial, hasta que no lo vives no sabes qué cartas saldrán.

Está muy bien saber las cosas o pensar cómo creemos que actuaríamos en esta u otra situación, pero lo importante es cambiar cosas, porque lo único que está claro es que si no cambiamos nada, todo sigue igual y entonces nos quejamos otra vez y volvemos a empezar.

Lo de pedir al Universo, está muy bien por la parte que tiene de proyectar un futuro que deseamos y comenzamos a mover el engranaje de nuestra maquinaria para pasar del deseo a la realidad.

Al tener un pensamiento generamos unas sustancias químicas (no olvidemos que somos una fábrica de química y energía) y mediante los neurotransmisores enviamos unos mensajes, los neuropéptidos, le van a decir a nuestro cuerpo “cómo queremos que se sienta” usando las hormonas, y a partir de ahí, el cuerpo que quiere estar siempre en consonancia con la mente y viceversa, se adapta a esas órdenes y… ¡ya tenemos sentimientos en nuestro cuerpo acorde a lo que pensamos!

Luego diremos que nos sentimos bien o mal, pero ¿Quién empezó antes?

¿Cómo conseguimos nuestros objetivos? ¿Qué plan seguir?

Hay muchos caminos, y muchas curvas pero un buen principio puede ser este:

Saber lo que queremos

Sí, diréis que esto es obvio, pues no lo es tanto. El 80% de las personas me dan un “no sé” como respuesta a mis preguntas en las sesiones de coaching. Y lo mejor de todo es que esta respuesta está muy bien porque nos permite indagar, averiguar, imaginar…
Muchas veces no sabemos lo que queremos. Sabemos que queremos estar bien y todo eso, pero no sabemos verbalizar que queremos primero esto, luego esto otro y luego lo de más allá. Y todo eso se hace cuando hemos investigado en nuestros deseos, en nuestras posibilidades REALES (es una gran diferencia entre pedir y pedir al Universo) y en por dónde empezamos. Aquí un buen coach ayuda mucho.

Dar un primer paso

Esto os lo he dicho más veces. Atrevernos a dar el primer paso, luego los demás vienen por inercia y además, una vez que ponemos en marcha algo, no sólo contamos nosotros, ahí, en el terreno de juego entran más factores con los que no contábamos pero que también nos aportan cosas.
Déjate sorprender. Deja de controlar.

Saber leer las respuestas

No empeñarnos en cosas que parece que nos cuestan la vida, que siempre parece que se gafan por algún motivo por pequeño que sea, que depende de mil cosas para que salgan bien y estamos realmente estresados haciendo que ocurra. A lo mejor no es para ti.
Me gusta creer que lo fácil siempre es lo que nos conviene. No creo mucho en eso de que hay que pelear por las cosas, más bien creo que si algo es para ti, se sienta y espera a que llegues a tener la consciencia que necesitas para tenerlo, para apreciarlo y para disfrutarlo. Así de fácil.

Esperar al tiempo

Hay veces que tenemos que esperar al tiempo y otras veces es el tiempo el que nos espera a nosotros, pero si tiene que ser, será para ti.
Esto es especialmente importante si al final conseguimos las cosas, porque cuando tengamos aquello que deseamos, podemos disfrutarlo y ser muy felices, o si no hemos hecho bien los deberes, morirnos de miedo a que el Universo, el del quiosco o la primera que pase “nos lo quite”.
Por eso es importante saber qué es para nosotros, y saber a qué o a quién tenemos que renunciar.

Ten imaginación

No te limites. Sí, ya sé que no tienes las piernas que quieres, no mides lo que te gustaría medir, te has quedado calvo y nunca pensaste que ocurriera porque tu padre sigue con melenón, que te despidieron y nunca creíste que pasarías por esa experiencia, sea lo que sea, atrévete a ir un poco más lejos. Ve más allá.
Si sólo ves tu parte menos interesante para ti, valorarte cuesta muchísimo y cualquier error mínimo lo vives como si fuera lo más importante de tu vida. No es así. Los errores forman parte del proceso de aprendizaje.

Actuar como si ESO que queremos ya fuera nuestro

Esto tiene doble propósito: darnos cuenta de que la mente tiene mucho poder y que si crees algo aunque sea mentira, todo tu cuerpo siente que es así.

Hay que tener cuidado en no dejar eso a nivel mental y ser capaz de intentar llevarlo a la realidad sirviéndonos de esas sensaciones como motivación, y dejando espacio para que cuando esa fantasía se haga realidad a lo mejor o a lo peor algunas cosas cambien por el camino.

Y segundo, que es posible cambiar tu destino gracias a la física cuántica, pero esto sí que es otro post.

Ah! y algo que creo que es importante, déjate dudar, déjate tener pensamientos contradictorios, déjate sentir imperfecto, déjate decir una cosa y hacer otra, dejarse ser un rato, llora y recupera la perspectiva, porque eso es el camino, y a veces es todo lo que tenemos.

Disfruten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s