Mi-me-con-mi-go

No lo puedo evitar.

Cuando un cliente me dice que ha cambiado mucho, que su pareja o sus amigos le dicen lo bien que le ven y que cómo lo ha hecho… eso es bien que diría mi amiga Leti.

Es curioso el proceso del coaching, necesitamos de otro para que nos conecte con nosotros mismos, con lo que hemos olvidado de nuestra esencia. Necesitamos de un espacio para reflexionar, para preguntarnos cosas y conocernos.  Necesitamos una perspectiva que hemos perdido normalmente en nuestro afán de agradar o de adaptarnos  a los demás.

No se está solo por no tener pareja.

En este mundo en el que el amor se idealiza innecesariamente, tener pareja no hace sino resaltar nuestras carencias, nuestras necesidades. Es aquí cuando el refrán de “dime de qué presumes y te diré de qué careces” se convierte en un “dime qué pareja tienes y te diré cuáles son tus vacíos”.

Diréis que exagero, ¡ojalá!

No nos enseñan a elegir pareja, muchas veces lo hacemos desde la necesidad y esa necesidad es la que hace que necesitemos de esa persona muchas veces. De ahí a las relaciones dependientes, no hay ni un paso.

El amor es libertad, y si no compartes esto es porque te falta seguridad en ti mismo y respeto por los demás. Libertad para ser quien en esencia eres.

Volvéis a pensar que exagero, ¡ojalá!

Tenemos miedo a estar solos, y curiosamente,  la soledad más amarga ocurre estando en pareja, porque cuando tenemos una relación de amor, todo se magnifica, se agranda, se ve más,  porque si permanece sólo en nosotros nos ocupamos de mantenerlo a oscuras, que no salga, que no lo vean, que no lo noten…

Al principio es una punzada muy amarga que no nos deja, pero poco a poco, nos acostumbramos a ese dolor que se va desintegrando, se va convirtiendo en vacío.

Hay un espacio entre nosotros y nuestro yo. A ese espacio le llamo soledad. Y a veces necesitas de alguien (en este caso yo) para volver a encontraros.

Si conseguís encontraros os prometo que nunca más estaréis solos y  ése amor sí que es para toda la vida, eso sí, si no te traicionas claro. 

Estamos muy entrenados para decir enseguida: “eres el amor de mi vida” “sin ti no soy nada” “si me dejas no podré vivir” y las palabras no son banales. Las palabras importan y mucho.

Sólo al final de vuestros días sabréis quién fue el amor de vuestra vida, pero mientras tanto os animo a que queráis conoceros, a que queráis saber de qué estáis hechos y a que este descubrimiento de quiénes sois, lo hagáis lento, para que podáis ser conscientes de las cosas que pasan en vuestro interior.

Todo esto no va en contra ni mucho menos de la maravillosa experiencia que es enamorarse y compartir con esa persona, crecer con ella y evolucionar, es justo al revés. De hecho las personas de las que nos enamoramos nos muestran muchas de nuestras fortalezas pero también nuestras debilidades y sobre todo hasta dónde estamos dispuestos a aguantar para que no dejen de querernos. No siempre es así.

El amor es tan bonito y tenemos emociones y sentimientos tan poderosos que nos cuesta mucho soltarlo, pero hay que saber si lo que tenemos es amor o es todo lo contrario.

El amor te hace mejor persona, pero si tú no sientes amor por ti, ¿qué es lo que puedes dar? No se puede dar a otras personas lo que no tenemos.

Así que daros amor todo lo que podáis. Cuanto más completos seáis, mejores amores encontraréis, pero sí que creo que es necesario no pensar en que te falta algo para ser feliz, para estar completo, porque si partes de la necesidad en vez del amor, necesidad encontrarás.Y si necesitas algo, no hay espacio para desearlo, lo necesitas y punto.

Responsabilizarnos de nosotros mismos, de nuestros actos, de las decisiones que tomamos, no es fácil. No hay nadie más a quién culpar excepto a nosotros mismos, y eso, no nos gusta. Preferimos culpar a los demás.

La persona que se hace responsable de sí mismo ya no necesita ni cuidadores ni caballeros o damas que decidan por ellos en su vida,  así que os empujo a que salgáis ahí fuera y os mostréis y demostréis quiénes sois, quiénes podéis ser, y desde ahí sí que se puede vivir en amor.

 

Feliz búsqueda.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s