Game over

Termina 2017.

Lo que pudimos hacer ya no es, y nosotros que vamos con la prisa de los escaparates, ya estamos pensando en lo que viviremos  el próximo año. Nuevos objetivos, nuevos trabajos,  nuevos amores…

Tómate antes un tiempo para pensar lo que quieres dejar atrás, lo que si depende de ti, no vas a volver a vivir, por lo menos no con los mismos ingredientes. Colócalo bien en tu cabeza, para que cuando sean recuerdos no los pongas en una estantería más alta de la que merecen.

Los finales nos ponen tristes, y asociar final con nostalgia no es del todo exacto. De hecho muchas veces es lo mejor que nos puede pasar, siempre lo es de hecho,  lo que pasa es que  no lo sabemos hasta después, hasta que no pasa un tiempo.

No conozco un final que no se convierta en un inicio excepto si tú no estás preparado para terminarlo,  y te resistes a que “eso” te haya pasado a ti. Es como detener el ciclo de la vida, como frenar la primavera.

Ahí estás tú diciéndote que jamás olvidarás lo que has sentido, que jamás volverás a querer como lo hiciste, no olvidarás que se fuera, que te dejara, que se terminara, que te engañara, que no fuera como tú habías imaginado… que nunca lo aceptarás.

En realidad lo que estás diciendo entre líneas es que nunca te perdonarás no haberlo visto antes, no haberte dado cuenta, haber dado tanto, sentirte como te sientes ahora.

Cuanto más te resistas a aceptar que ha pasado, más tiempo estarás ahí haciendo contorsiones, doblegándote, haciéndote pequeñito. Porque si pretendes llenar algo que no está vacío se derramará, pensarás que nunca vas a poder llenar eso que quieras llenar. Te equivocas de dirección.

Tienes que vaciar. Vaciar para poder llenar. Terminar para poder empezar.

La vida tiene su propio ritmo y la muerte lo tiene más si cabe. Es exacta, precisa, te dice cuando ya no hay,  y tú que no quieres ver, miras hacia otro lado, agachas la cabeza y piensas: pasará, pasará de largo, pero no… no se va.

Te resistes a olvidar. Te empeñas en revivir escenas que pasaron.  ¿Tonto? No. Es sólo que duele que tu historia no sea como habías pensado.

Quizás el problema es que tenemos poca imaginación. No somos capaces de imaginar más de lo que diseñamos un día. Incapaces de seguir soñando en algo más maravilloso de lo que fue. Esclavos no sólo de nuestra palabra sino de pensamiento. Esclavos. Pequeños.

Termina lo vivido,  ponlo en el sitio que le corresponde ahora,  porque si no lo haces, si sigues viviendo del pasado, del tiempo que fue,  vives tiempo pero no vives vida.

Si consideras que lo vivido no merece un final y te resistes a aceptar,  tendrás que recorrer un camino en el que los aprendizajes duelen más. Y es que cuando a uno le dejan, sea en el trabajo o en el amor, la sensación de no haber sido suficiente siempre viene a nuestra cabeza.

¿Por qué otra razón puede alguien dejarnos? No somos suficientemente buenos, jóvenes, listos, bellos…  Tú razón por la que eres dejado siempre será aquello en lo que te veas menos favorecido. Ése será tu talón de Aquiles, eso es lo que debes trabajar.

¿Será posible pensar en grande? ¿Pensar en ti como alguien realmente bueno?

Reflexiona sobre lo que piensas de ti. Quién crees que eres y quién quieres ser. Pasa tiempo a solas contigo, porque es la única manera para que te conozcas de verdad, con tus ojos. Criterio propio e intransferible. Nadie va a tener nunca tu posición para juzgarte.

Aprende a diferenciar tu opinión de las de los demás, y luego aprende a saber quién eres tú y que tú gestionas tus pensamientos, no al revés. Elige pensamientos de calidad todo el rato. Grandes. Libres.

Agradece lo aprendido de esta historia, especialmente de ti, y perdónate, pero de verdad, de llorera. De lo que pudiste hacer cuando pudiste, cuanto supiste. Si no lo haces, no podrás seguir jugando.

Insert coin.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s