No hay manera de ser una madre perfecta.

No soy madre.

Tengo madre y varias amigas que lo son. Creo que me hago una idea de lo que implica serlo más allá del sentimiento de embarazo o de parirlo, que cuando me explican la similitud con una mala regla pero a lo bestia, lo imagino enseguida.

El concepto de madre no ha cambiado, por mucho que digáis que sí.

El día de la madre no solo es para mujeres. El rol dentro de una pareja del mismo sexo se establece igual. Uno de los dos hace el rol de madre con todo lo que conlleva.

Por no hablar si eres madre soltera…

Ya no es la que trabaja también fuera de casa y además hace el desayuno, las coletas, lleva y recoge a los niños todos los días, hace comida, cena y plancha, además sigue ideal físicamente, mantiene su relación sentimental genial… no, además, ahora la buena madre es la que además no le supone esfuerzo.

A ti no te cuesta nada: el niño es muy bueno, yo lo llevo fenomenal, me da tiempo a todo, chica! tampoco es para tanto…

¿En serio?  Ahora no os permitís ni el esfuerzo.  ¡Felicidades!

Tips para las buenas madres:

• No compenses la falta de tiempo con el exceso de caprichos. Le estás enviando un sustituto de amor complicado de gestionar de mayor.

• No gritéis. Sé que no es fácil pero les acostumbráis a que ese sea el punto de reacción. Es agotador para vosotras y estresante para ellos.

• No les protejáis en exceso. Sois las mejores para enseñarles el aprendizaje en los errores, frustración, paciencia…

• Los deberes son de ellos, si no les enseñáis a ser responsables a los 5 años no esperéis que lo sean a los 15.

• No siempre estés disponible para ellos aunque estés en casa. Hablar con una amiga o utilizar el baño a solas es estupendo para ti y para ellos, les enseña a esperar, algo muy valioso.

• No todo lo que les ocurre a tus hijos es responsabilidad tuya. Las bases son tuyas, pero ya sabemos que la comunicación no siempre es perfecta, así que si quieres que haga algo hazlo tú, si no quieres que lo haga, no lo hagas tú. Sencillo, no? Claro que no…

• El día tiene 24 horas, seas madre o no. Seguir teniendo pareja, amigos y tener conversaciones de mayores te aleja de ese esquema de llamaros papi y mami  (lo digo desde el más absoluto respeto) hace que vuestra persona se olvide que además es otras muchas más cosas que el rol de madre.

• Recuerda el motivo por el que decidiste tener un hijo. Recuerda el tipo de madre que querías ser y observa si está siendo muy diferente. Si no te gusta, resetea, propón nuevas maneras de ser madre que encajen en la persona que eres, no al revés.

Feliz día de ser madre, mujer, amiga, trabajadora, amante, hija…

Feliz día de ser la madre perfecta y de mil maneras de serlo.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s